Aportación de la Dra. Marlene Duprey

Facultad de Estudios Generales

Universidad de Puerto Rico, Recinto de Río Piedras

Este texto es una nota reflexiva de cómo Gran Bretaña eleva a rango político el victimismo como elemento constitutivo de unidad nacional. Un ejemplo de esto es la figura de la princesa Diana de Inglaterra promovida como ícono de unión nacional  por compartir su sufrimiento y sus emociones a todo el país, erigiéndose como una especie de autoridad moral de la vida pública británica.

     Para Frank Furedi este sentimiento de autoridad moral a partir del monopolio de sufrimiento es parte de la agenda pública y política de Gran Bretaña expresada a a partir de  la experiencia reciente de distintos eventos trágicos. El autor sostiene que la ritualización del sufrimiento, tanto por los politicos como por los medios de masas se ha convertido en la principal esfera de la experimentación social de Gran Bretaña en tiempo reciente. Este cambio en el que lo político gira hacia un sentimental politics, ocurre justamente en el momento en que la fragmentación de la vida política y cívica de Gran Bretaña se agudiza. Según Furedi los rituales del duelo vienen a proveer una de los pocas experiencias que crean un sentido de pertenencia y solidaridad entre los británicos.

New Britain: A Nation of Victims

Frank Furedi