She was sexually assaulted within months of coming out

Facultad de Estudios Generales 

Departamento de Ciencias Sociales 

Universidad de Puerto Rico, Recinto de Río Piedras 

En este artículo Sarah McBride relata su experiencia de asalto sexual como mujer transgénero.  Algunos de los mitos prevalentes en torno a personas transgénero es que su sexualidad es conflictiva o que no son deseables, por tanto, no son víctimas de agresiones sexuales. Sin embargo, las estadísticas muestran que quienes se identifican como LGBTQ enfrentan un mayor alto riesgo de violencia sexual. En los enlaces que se proveen con información estadística, se resalta que el 44% de lesbianas y el 61% de mujeres bisexuales experimentan violación, violencia física o persecución de sus parejas, comparado con el 35% de heterosexuales. Paradójicamente, el movimiento #MeToo pone énfasis en mujeres heterosexuales, y parece excluir otras posibles víctimas, con perfiles raciales, económicos e identidades no binarias más propensas a experimentar la violencia sexual.